Un poco de historia y por qué decidí ser locutora

Cuando era chica y escuchaba a la locutora del programa de Héctor Larrea: Seis para triunfar y a Jorge Formento en el programa de Berugo Carámbula: Atrévase a soñar; le decía a mi mamá que yo quería decir “eso” (las presentaciones y los títulos) como ellos.

Después me volví una fanática de escuchar radio y escuchaba especialmente a Mariana Aquino. Amo su voz y me decidí a estudiar locución por admirarla a ella.

A los 12 años gané un concurso en una radio y fui a retirar mi premio y fue amor a primera vista, supe instantáneamente que ese iba a ser mi lugar.

A los 15 participé del primer programa de radio con algunos compañeros de la secundaria. Lo llamamos “Turno tarde”.

Y así de programa en programa pasó el tiempo.

Conocí a la locutora Romina Ayré y con toda su generosidad me presentó en FM Santa María, donde trabajé luego.

A los 17 me fui a vivir a Concepción del Uruguay a estudiar locución en la UCU, porque mis papás tenían miedo de la gran ciudad y “no me veían” en Capital.

Estudié, conocí a mis amigos del alma, me divertí, estudié otras disciplinas (alemán, música, canto lírico, coro y guitarra, aunque no me haya ido nada bien con estas cuerdas…) y volví un día a Campana a visitar a mis papás y a decirles que me iba a vivir a Alemania.

Tenían miedo de que viviera en Capital… y yo quería irme a Alemania!

Pues así fue y me fui. Viví un año maravilloso con familias tan bellas, que están siempre en mi corazón.

Mi sensación era la de un hacha partiendo mi cabeza cada día, por tanto por descubrir, tanto por aprender.

Desde allí enviaba noticias a algunas radios de Argentina y seguía entusiasmada por volver a la radio a mi regreso… pero sentía que algo me hacía falta aún. Había estudiado la carrera de mis sueños, pero me sentía vacía, sin contenidos.

Fue entonces cuando me decidí a estudiar licenciatura en comunicación y finalmente, terminé viviendo en Capital.

Desde 2003 comparto mis dos pasiones: la locución y la comunicación. Cada una hace más linda a la otra.

Trabajé hasta de lo que no imaginan buscando no sólo un sueldo, ya que no era mi prioridad; sino sentirme útil, tener la oportunidad de seguir aprendiendo, conocer gente que me hiciera sentir de nuevo que hay mucho más por descubrir.

Renuncié a más de 20 trabajos.

Y así… con miedos, dudas, entusiasmo y ganas de más, me independicé y comenzaron mis aventuras.

En 2009 abrí Lo que necesitaba.
Seguí trabajando como locutora independiente y consultora en comunicación.
En 2015 junto a Andrea Camarata inauguramos Dar en el medio, desde donde compartimos nuestro amor por la profesión y la pasión por enseñar, por transmitir, aportando nuestro granito de arena.

Hoy, en 2016, brindo por este camino recorrido y por todo lo que vendrá.

¿Qué será? No tengo ni una pizca de idea. Lo sabré dando cada día nuevos pasos…

¡Feliz día locutores!

Feliz día a mi.

Acerca de Vero Espindola

Vero Espindola escribió 79 artículos en esta página.

Locutora y licenciada en comunicación. Ayudo a dueños de negocios, autoempleados y profesionales independientes a organizar y planificar su trabajo, hasta que vuelvan a enamorarse y tengan un negocio con más amor.

Opt In Image
¿Te gustaría leer antes que nadie mis próximos artículos?
¡Completá tus datos para recibirlos!
Loading Facebook Comments ...

4 Comments

  1. Por Publicado el julio 4, 2016

    Todo el camino que recorriste, hace que hoy seas la hermosa y generosa persona que sos, contagiando tu entusiasmo y alegría por donde pasas!!!!! Abrazote enorme y feliz día y en vos, feliz día a todos aquellos que con las palabras nos hacen emocionar día a día.

    • Por Publicado el julio 4, 2016

      ¡Gracias Mariana! Un abrazo enorme también para vos.

  2. Por Publicado el julio 3, 2016

    Hola Vero, tu historia cruza la de muchos de nosotros. Pasión, esa es la palabra que nos atraviesa. Felicidades. A seguir honrando la profesión y siempre recordar que “el micrófono solo refuerza la voz, no los argumentos”.

    • Por Publicado el julio 4, 2016

      ¡Muchas gracias Martín!

      Felicidades también para vos y chin chin por año con mucho trabajo y mucho aire 😉

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *