A todos nos encanta que nos cuenten historias. Desde que somos chiquitos cuando nos leen un cuento antes de ir a dormir, en el jardín, la escuela y por supuesto, a los que tuvimos la fortuna de tener padres, abuelos u otros adultos que nos contaran historias.

Lo mágico de conocer historias es que podemos recrearlas con nuestra imaginación y conectarnos con las emociones que nos generan.

Vos también podés contar historias y hoy te cuento 3 ejemplos de artículos basados en experiencias personales.

Gabriela Lombardo, Integración neurocorporal.

En este caso, Gabriela escribió el artículo: «Cómo un pico de estrés me cambió la vida» en el que cuenta una situación que vivió mientras daba clases, cómo fue su búsqueda, qué descubrió y cómo llegó a conocer Brain Gym, la metodología que hoy utiliza y la ayudó a mejorar su vida.

Luis Rojas Cabrera, emprendedor serial.

En su artículo «Tres experiencias y aprendizajes personales que marcaron mi vida como emprendedor» cuenta vivencias que experimentó a una corta edad y cómo cada situación lo llevó a descubrir aprendizajes que le permitieron luego emprender con éxito.

Víctor Gay Zaragoza, storyteller.

Víctor es autor del libro «El camino amarillo. 7 pasos para tener éxito contarndo una historia».
Tiene muchísimos contenidos contando anécdotas y experiencias personales, incluso en su sitio web cuenta su «Biografía en 1 minuto». Si hay alguien que puede transmitir historias, es él.
En su página web ofrece una guía gratuita que te super recomiendo:
http://www.victorgayzaragoza.com/

Ahora que ya conociste algunos ejemplos, quiero compartir algunos tips para que vos también puedas crear contenidos basados en experiencias personales:

  1. Definí quién es el personaje principal de tu historia.
  2. Incluí en la historia quiénes son o fueron los aliados y los enemigos.
  3. Determiná para quién es tu historia.
  4. Identificá cuál es la emoción, dolor, sufrimiento o frustración más grande que tienen los destinatarios de tu historia.
  5. Describí escenarios o situaciones con los que tus lectores se puedan identificar fácilmente.
  6. Creá el título para lo que quieras transmitir, basado en el hecho central de tu historia.
  7. Establecé el contexto para tu historia, el inicio, el nudo y el desenlace.
  8. Contá cuál fue el aprendizaje y si hay un antes y un después del hecho.
  9. Revisá la historia y editá lo necesario para eliminar lo que esté demás o repetido; o incluir aquello que es imprescindible para que la historia se comprenda.
  10. ¡Publicá tu experiencia personal y haceme llegar el link para que pueda verla!

¿Manos a la obra?

Acerca de Vero Espindola

Vero Espindola escribió 98 artículos en esta página.

Locutora y licenciada en comunicación. Ayudo a dueños de negocios, autoempleados y profesionales independientes a organizar y planificar su trabajo para acortar y optimizar el proceso desde el primer contacto hasta la venta.