¿Por qué */?’%! no estás vendiendo?

Habitualmente me encuentro con personas con una enorme trayectoria, muchísimo conocimiento e ideas brillantes; y así y todo, no logran concretar ventas. Entonces me pregunto: ¿Por qué */?’%! no estás vendiendo?

Te voy a contar a mi entender las 3 sencillas y verdaderas razones por las que no tenés clientes:

 

PROBLEMA 1

Sólo vos sabés lo que vendés

Las ideas y proyectos que están en tu cabeza no suman $$$ en tu cuenta bancaria; es por ello que debés ser muy explícito con tus productos y servicios. Los demás deben enterarse y para que esas ideas salgan de tu cabeza debés darle forma a través de las palabras. 

Es tan sencillo como te lo estoy diciendo.

Te propongo este ejercicio: imaginá tu negocio como si fuese una tienda, del tamaño que prefieras, con los colores y estética que te guste. Pensá en la iluminación, colores, aromas, sonidos que acompañan a esa tienda.

Ahora agregá góndolas y estantes. ¿Qué hay en ellos? ¿Qué vendés? ¿Qué forma tienen? ¿Cuál es su valor? Hacé que cada servicio se transforme en un objeto vendible.

Por ejemplo, si das cursos, imaginalos con el formato que gustes, como 1 DVD, una serie de DVD’s, CD’s; libro con ejercicios acompañado de CD; libro, juego didáctico, lo que te resulte mejor. Es tu tienda y son tus productos.

Si brindás asesoramiento imaginá 1 sesión con formato de cajita, valija, ¡lo que gustes! También podés agregar paquetes de asesoramiento, con varias sesiones. ¿Qué forma tendrían en este caso? ¿Cuánto cuestan?

 

SOLUCIÓN

Esto que estás haciendo debés ahora hacerlo explícito con palabras. Necesitarás un soporte para escribirlo y en este momento no quiero excusas. Lo que tengas a tu alcance estará bien, papel y lápiz; una computadora e impresora; hasta podés hacer un collage con imágenes. Lo que necesitás armar es una lista de precios, es increíble lo que sucede cuando le agregás el precio a algo: ¡se vende!

 

EJEMPLO

Voy a contarte un ejemplo que viví este sábado. Asistí a a una clase de danzas y llevé una botella con agua. Al finalizar la clase quería otra botella y pensé en salir de ese lugar para comprar otra. Al querer salir me indica la dueña del lugar que también podía comprarlas allí; sólo en ese momento detecté (cuando la señaló) que había una heladera con bebidas… en ese momento pensé; que aún habiendo visto la heladera, no hubiese comprado; porque no sabía que estaban a la venta.

Mi reflexión es que si existiera una lista de precios indicando cada bebida con su respectivo precio; mi reacción hubiese sido otra.

 

Quizás no todos tengamos una heladera donde exhibir los valores de las bebidas; pero sí tenemos la obligación de hacer nuestra lista de precios de servicios y productos. Una página web, redes sociales, folletos, cartas, carteleras. Nuestros potenciales clientes no tienen una bola de cristal y si no saben que se puede comprar, no lo harán.

 

PROBLEMA 2

Estás sentado esperando que los clientes vengan

Y estás aislado, sin saber qué hacer ni a quién más rezarle para que los clientes lleguen a vos. Error.

Nada va a suceder si te sentás a esperar clientes. Los negocios son negocios pero los hacen las personas; es por ello que debés relacionarte con personas.

 

SOLUCIÓN

Existen múltiples opciones para relacionarte con personas, lo ideal es que asistas a reuniones con las personas que probablemente necesiten tu producto o servicio. Podés tomar cursos, asistir a charlas, conciertos, talleres, clases, hacer ejercicio, formar parte de algún equipo de reciclaje urbano, ¡lo que más te interese!

Te propongo que planifiques para los próximos 6 meses, qué actividades realizarás que te permitan conocer a nuevas personas. Mientras más te relaciones y más potencies tu networking; mayores posibilidades tendrás de hacer buenos negocios y que los clientes lleguen.

 

PROBLEMA 3

Las excusas son más importantes que las acciones

Te pasás el día con una distracción tras otra sin hacer lo importante; lo que al final del día o del mes llenará tus bolsillos. Todo es más relevante que generar ingresos.

Sé qué a veces es complejo porque no tenés un rumbo claro; pero debés dejar de ponerte excusas.

 

SOLUCIÓN

Te propongo como ejercicio que empieces hoy mismo a vivir una vida libre de excusas y que empieces ahora. Establecé tus prioridades y respetalas.

 

¿Qué esperás para tener éxito? ¿Qué esperás para hacer eso que es importante? Nadie va a hacerlo por vos; así que ponete en acción en 3, 2, 1. ¡Ahora!

 

A modo de resumen: 

Por qué no estás vendiendo

 

¿Con cuáles de estas razones te identificás? ¿Qué otra razón encontrás para no vender?

Contámelo debajo, estaré atenta.

 

¡Hasta pronto!

Vero

Acerca de Vero Espindola

Vero Espindola escribió 78 artículos en esta página.

Locutora y licenciada en comunicación. Ayudo a dueños de negocios, autoempleados y profesionales independientes a organizar y planificar su trabajo, hasta que vuelvan a enamorarse y tengan un negocio con más amor.

Opt In Image
¿Te gustaría leer antes que nadie mis próximos artículos?
¡Completá tus datos para recibirlos!
Loading Facebook Comments ...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • ¡Aún estás a tiempo de participar! Seguí a @Loquenecesitaba en Facebook y participá del sorteo de horas de estudio.… https://t.co/fz4n8UH0BE
  • "Ineluctable: dicho de una cosa: contra la cual no puede lucharse." Ayudando a hacer la tarea de una adolescente, aprendí esta palabra.
  • ¡Felicidad total! Este sábado recibimos en LQN a estos genios del doblaje. Qué hermoso cuando amamos nuestros traba… https://t.co/TjffHlVLc0